Once de las mayores compañías distribuidoras del mundo han anunciado su asociación para la constitución de la sociedad WorldWide Retail Exchange (WRE) -operativa a partir del tercer trimestre de 2000-, una plataforma de Internet concebida para facilitar y simplificar las relaciones comerciales entre distribuidores y más de 100.000 proveedores y prestatarios de servicios. En un principio, WRE agrupa a las compañías estadounidenses Albertsons, CVS, K-Mart, Safeway y Target, por las británicas Kingfisher, Marks & Spencer y Tesco, por las francesas Auchan, Casino, y por la holandesa Royal Ahold. Estas once sociedades explotan más de 30.000 puntos de venta y totalizan más de 300.000 millones de euros de cifra de negocios (50 billones de pesetas). Cada miembro fundador de WRE será propietario de un 5% del capital. El resto será asignado por WRE una vez conocido el número exacto de distribuidores que deseen incorporarse a esta entidad. Los presidentes de las sociedades participantes o sus representantes formarán el comité ejecutivo en el inicio de actividades, a la espera de nombrar un equipo de dirección autónomo. Las inversiones para los primeros años se estiman en 100 millones de euros (16.638 millones de pesetas). Los ahorros resultantes para las sociedades participantes deberán compensar rápidamente los costes generados por las inversiones. WRE es una plataforma de Internet que permite transacciones comerciales de productos de alimentación y no alimentación, así como automatizar los intercambios de información sobre los productos, los precios y las promociones entre compradores y vendedores y hacer posible la venta subastada de ciertos productos.