Por otra parte, el gobierno polaco ha prohibido la importación de carne de vacuno procedente de España, Bélgica, Alemania, Dinamarca y Países Bajos a partir del próximo miércoles día 29 de noviembre, según ha comunicado el ministro de agricultura polaco, Artur Balazs. El ministro precisó que el nivel de riesgo en su país es ínfimo, ya que la cabaña de vacuno se alimenta de forma tradicional y no se utilizan las harinas cárnicas. Este año Polonia ha importado 281 toneladas de carne de vacuno, de las que únicamente 50 toneladas procedían de países de la Unión Europea. Mientras que las exportaciones anuales a los países de la UE se elevan a cerca de 300.000 animales y 6.000 toneladas de carne de vacuno.