AMDPress.- Según el diario La Vanguardia, las familias Carbó, Botet y Elias, propietarias de la cadena catalana de distribución Caprabo, estarían “negociando la entrada en la empresa de un socio financiero, que suscribiría una ampliación de capital de 250 millones para financiar el crecimiento del grupo”. Fuentes de Caprabo, sin embargo, no han querido ni confirmar ni desmentir esta información, ya que por el momento aseguran que “no tienen nada que decir sobre el tema”.

La Caixa, según el diario antedicho, podría estar interesada en la operación, que estaría dirigida por el Deutsche Bank (que ya avaló en su momento con dos avales ante la CNMV la totalidad del importe de la OPA. sobre Enaco) y que valora la compañía en unos 1.600 millones.

Como se recordará (ver ARAL Digital número 488), hace aproximadamente un año, cuando la catalana lanzó la OPA sobre Enaco, se especuló sobre la incorporación de un socio que permitiera al grupo financiar parte de los 157,56 millones de euros que debía desembolsar por la adquisición del 100% de Enaco. En cualquier caso, las negociaciones que anuncia el diario se encontrarían en estos momentos en una segunda fase y podrían cerrarse antes del verano.

Caprabo tercera empresa con capital nacional de la distribución alimentaria, alcanzó en 2002 una facturación consolidada de 2.001,2 millones euros, un 26,9% más que en el ejercicio anterior. Así mismo, finalizó 2002 con una red comercial compuesta por 498 supermercados y 29 estaciones de servicio bajo la enseña Caprabo, una plantilla de casi 15.000 empleados y presencia en 12 comunidades autónomas.