AMDPress.- El número de facturas electrónicas emitidas en España se ha duplicado en el último año (contabilizado de mayo de 2004 a mayo de este año), con un volumen actual de 2 millones de e-facturas mensuales. Cada mes, este porcentaje se incrementa en un 5%, aproximadamente con 100.000 facturas más. Destaca además que más del 90% de la facturación electrónica desarrollada en España responde al estándar implantado por la Asociación Española de Fabricantes y Distribuidores (AECOC).

Gracias a la factura electrónica de AECOC, en lo que va de año, 800 nuevas empresas han dejado de archivar sus facturas en papel y en la actualidad son ya 3.900 empresas del sector del gran consumo las que han optado por la facturación digital. Entre las últimas compañías en incorporarse a este sistema se encuentran Media Markt, Bimbo, Philip Morris, Bridgestone Firestone Hispania, Tech Data España y Haribo. Las previsiones apuntan a que el año se cerrará con un total de 5.000usuarios.

Por su parte, el Gobierno ha anunciado que estudia incentivar fiscalmente a las empresas que implanten la e-factura en sus procesos administrativos y también ha manifestado su intención de que para el año 2009 contemos con una “Administración sin papeles”.

El uso de la factura digital aporta sustanciales ahorros a las empresas usuarias. Así, teniendo en cuenta que la reducción de coste estimada por factura es de 0,6 euros para un emisor y de 1,74 euros para un receptor, podemos decir que actualmente las empresas que facturan digitalmente ahorran casi 5 millones de euros al mes, o lo que es lo mismo, 60 millones de euros al año en la gestión y tratamiento de la facturas.