La compañía portuguesa Sonae Imobiliária ha obtenido un beneficio neto consolidado durante el primer semestre de 2000 de 10,6 millones de euros lo que representa un crecimiento del 24,3% excluidos los resultados extraordinarios. Por su parte, los ingresos de explotación crecieron un 16,9% hasta alcanzar los 102,1 millones de euros mientras que los beneficios de explotación crecieron el 16,4% durante el mismo periodo. Recientemente, la compañía portuguesa ha establecido una joint venture para desarrollar un nuevo centro comercial en Madrid con 40.000 metros cuadrados cuya locomotora será un hipermercado. La subsidiaria española de Sonae Imobiliária, Consultoría de Centros Comerciales (CCC), será la encargada de gestionar este nuevo centro.