La cadena de juguetes Toys R Us ha cerrado su segundo trimestre fiscal con unas pérdidas de 29 millones de dólares (5.450 millones de pesetas), frente a una ganancia de 564 millones de pesetas, en el mismo periodo del año anterior.

El descenso del consumo es la causa, según la cadena juguetera (segunda más importante nivel mundial), de los malos resultados obtenidos en este segundo trimestre fiscal.