Aral Digital.- José Carlos González-Hurtado será uno de los cinco miembros que formen parte del nuevo Consejo Ejecutivo de Carrefour desde el próximo 1 de febrero. El nuevo Consejo Ejecutivo, designado por Lars Olofsson, CEO de Carrefour, se encargará de diseñar la estrategia del grupo y establecer los objetivos operativos.

González-Hurtado, de 45 años de edad, atesora una amplia experiencia en Procter&Gamble, compañía en la que ha desempeñado diversos cargos directivos desde 1989. En noviembre del año pasado, entró a formar parte de la plantilla de Carrefour como miembro del Comité Ejecutivo. Ahora, ya en el Consejo Ejecutivo, será el responsable comercial de la multinacional.

Junto a José Carlos González-Hurtado, también forman parte del nuevo Consejo Ejecutivo Pierre Bouchut, director financiero de la compañía; Thierry Garnier, director ejecutivo responsable de los mercados emergentes, excepto China y Latinoamérica, así como de las alianzas internacionales; James McCann, director ejecutivo de Carrefour Francia en sustitución de Gilles Petit; y una quinta persona, pendiente de nombramiento, que se encargará de la dirección ejecutiva de la división europea (hasta su designación, los directores ejecutivos de España, Italia, Bélgica y Polonia reportarán directamente a Lars Olofsson).

Por otra parte, 21 personas formarán parte del nuevo comité ejecutivo de la compañía, encargado de la implantación de los planes estratégicos y operacionales de Carrefour. Dentro de este comité ejecutivo se encuentran Ricardo Currás, director ejecutivo de DIA; Ignacio González, director de Mercancías del Grupo; y Noël Prioux, director ejecutivo de España.

Por otra parte, el grupo de distribución presentó los resultados del ejercicio 2009, en el que facturó 14.296 millones de euros en España, lo que supone un retroceso del 5,8% respecto al ejercicio anterior, mientras que en términos 'like for like' el descenso fue del 7%. El segmento de hipermercados facturó 8.860 millones de euros, un 8,2% menos en términos absolutos y un 9,1% en datos comparables, mientras que las ventas en supermercados alcanzaron los 757 millones, un 1,2% menos en valores absolutos y un 6,4% comparable. A su vez, el segmento de descuento ('hard discount') sumó 3.692 millones, lo que supone retrocesos del 1,6% a nivel general y del 1,2% en materia comparable.

Las ventas globales de la multinacional francesa sumaron 96.172 millones de euros, un 1,4% menos en datos absolutos y un 2,7% menos en términos comparables, debido a la caída de la facturación en Francia (-2,8%) y Europa (-5,4%), que no pudo ser compensada por los incrementos de ventas en Latinoamérica ( 9,4%) y Asia ( 8,8%).