Alimentación

Florette, Consum y Multiscan debaten sobre seguridad alimentaria y el compromiso del sector

En una mesa redonda organizada por Ainia
El primer compromiso de la cadena agroalimentaria con los consumidores es proveer a la sociedad de alimentos seguros.
El primer compromiso de la cadena agroalimentaria con los consumidores es proveer a la sociedad de alimentos seguros.

A pesar del creciente control de la seguridad alimentaria y del enorme avance de las técnicas para la detección de patógenos, las enfermedades de transmisión alimentaria afectan cada año, según la OMS, a una de cada diez personas. En un momento en el que la seguridad alimentaria ha pasado a ser una de las prioridades del consumidor, “el primer compromiso de la cadena agroalimentaria con los consumidores es proveer a la sociedad de alimentos seguros”, según ha resaltado la directora general de Ainia, Cristina del Campo, durante la mesa redonda virtual: Seguridad Alimentaria, compromiso del sector con la sociedad.

Moderada por la directora general de Ainia, han participado el ejecutivo de seguridad alimentaria y calidad de producto de Consum, Ricardo Fabregat; la dirección técnica y atención a clientes de Florette, Clara Munilla, y la responsable de Ingeniería y Desarrollo de Multiscan, Elvira Moreno.

Preocupación por la seguridad alimentaria

La preocupación mundial por la seguridad alimentaria y los suministros futuros ha aumentado un 10% en el último año y es que, según un estudio de Mars Global Food Safety Center (GFSC), el 52% de los consumidores cree que la seguridad alimentaria se encuentra entre los tres primeros problemas a nivel mundial.

La seguridad alimentaria se va a ver afectada en las próximas décadas por diferentes aspectos como la evolución del clima, que dará lugar a la aparición de algunos riesgos emergentes relacionados con el acceso a los alimentos, su utilización, calidad nutricional y la estabilidad de precios.

Por ello, que debemos abordar este desafío mediante sistemas de control preventivos que nos permitan adelantarnos a la aparición de riesgos emergentes, tanto en la fase primaria, como en la de transformación de los productos agrícolas.

Según Cristina del Campo (Ainia), la tecnología es “clave en la búsqueda de soluciones que integren” seguridad alimentaria y sostenibilidad

Para Cristina del Campo la situación actual debe abordarse “con un nuevo concepto global de la alimentación en el que intervienen múltiples factores que deben tenerse en cuenta a la hora de conseguir un alimento seguro. Porque, por un lado, nos preocupa la seguridad y calidad de los alimentos que consumimos y, por la otra, la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente”

“Para avanzar en la búsqueda de soluciones, la tecnología es una herramienta clave. Por ejemplo, el desarrollo de tecnologías predictivas que permitan identificar los factores previos a la aparición, o el uso de sensores con la sensibilidad suficiente para detectar la aparición cuando todavía es imperceptible al ojo humano”, ha destacado Cristina del Campo.

Para el ejecutivo de seguridad alimentaria y calidad de producto de Consum, Ricardo Fabregat: “la seguridad alimentaria siempre ha sido una prioridad para todas las empresas que forman parte de la cadena, pero que duda cabe, que cuando surge una crisis se incrementa el interés. Así ha ocurrido también en esta pandemia, sobre todo al inicio cuando no estaban claras las vías de transición. Esa incertidumbre redundó en una necesidad de higiene superior y, por tanto, de seguridad alimentaria”.

Ricardo Fabregat (Consum): “La pandemia ha puesto en valor todos los sistemas de seguridad alimentaria y en España tenemos un alto nivel en todos los eslabones de la cadena”.

“La pandemia ha puesto en valor todos los sistemas de seguridad alimentaria y en España tenemos un alto nivel en todos los eslabones de la cadena”. Según Ricardo Fabregat, “la seguridad alimentaria es un elemento bastante colaborativo que no debería ser un elemento competitivo porque tiene que ser de todos los que formamos parte de la cadena. En ella debemos estar involucrados todos los agentes y entre todos, mejorar legislación, normas, etc., porque esto redunda en que el consumidor tenga confianza en la cadena”

Por su parte, la responsable de Ingeniería y Desarrollo de Multiscan, Elvira Moreno, ha explicado que en el inicio de la pandemia y como consecuencia del desconocimiento de las vías de transmisión, “notamos un incremento de la demanda de automatización de las industrias relacionado con la seguridad alimentaria, para reducir la manipulación, ya no sólo para mejorar la productividad de las empresas”

Por un futuro más sostenible

Para la dirección técnica y atención a clientes de Florette, Clara Munilla, “el cambio climático tiene efectos sobre la producción primaria en el medio plazo, por lo que trabajamos con prácticas sostenibles de reutilización de aguas, que nos ayuden a prepararnos para un futuro más sostenible, además de asegurar la seguridad alimentaria”

Clara Munilla (Florette): “El cambio climático tiene efectos sobre la producción primaria en el medio plazo, por lo que trabajamos con prácticas sostenibles”

En opinión de Clara Munilla, “el cambio climático dará lugar a nuevas plagas, pero la legislación es cada vez más restrictiva para proteger la salud de los consumidores sobre todo, en Europa. Estamos en unos niveles muy bajos de uso de fitosanitarios y en nuestro caso, hace años que venimos reduciendo fitosanitarios químicos por fitosanitarios de residuo 0 por convicción, pero también porque nuestros clientes también están apostando por ello y eso nos ha servido de empuje”

Según Elvira Moreno (Multiscan), “la detección de pesticidas en el primer eslabón de la cadena puede reducir el tiempo de integración del producto en el mercado”. En este sentido, ha destacado que “la sensórica puede evaluar un producto en todas sus características, reduciendo el tiempo de llegada al mercado y mejorando su seguridad porque es un control en continuo, que minimiza el riesgo”

Envases más sostenibles

Desde Consum, apuestan “por la sostenibilidad en materiales, reciclabilidad, reducción de materiales, pero sin perder la condición de seguridad alimentaria en aspectos como barrera, migraciones, etc.”, ha indicado Ricardo Fabregat.

Para Clara Munilla (Florette), “en IV gama el plástico juega un rol muy significativo que ha acompañado su desarrollo, pero la demanda de los consumidores nos obligó a reflexionar y a seguir una estrategia del cambio a materiales rPET 100%. Hemos dado un salto cualitativo en sostenibilidad en este sentido con un ahorro de 23 toneladas en plástico”.

En este sentido, Florette también han reducido el espesor del plástico en las bolsas y han implantado estrategias de ahorro energético en sus plantas, así como de ahorro y consumo racional del agua y fitosanitarios.

“Todo ello sin bajar la guardia en materia de seguridad alimentaria, pero la demanda de la sostenibilidad por parte del mercado es innegable”, ha añadido Clara Munilla.

Digitalización y automatización de procesos

Elvira Moreno (Multiscan): “La multisensórica nos permite hacer un análisis completo del producto que mejora su control a un coste competitivo y esto está muy relacionado con la seguridad alimentaria y la sostenibilidad”

La industria debe aprovechar las capacidades de procesamiento y los datos en sus sistemas para mejorar la seguridad alimentaria, así como para lograr hacia una mejor trazabilidad de los productos. Para Elvira Moreno (Multiscan): “La inteligencia artificial va a cambiar muchos paradigmas, puesto que nos ayuda a la organización de la cadena de suministro en función de las cualidades del producto que queremos llevar al mercado. La multisensórica nos permite hacer un análisis completo del producto que mejora su control a un coste competitivo y esto está muy relacionado con la seguridad alimentaria y la sostenibilidad”

Sobre la implantación de la automatización de manera general en la industria, Elvira Moreno ha diferenciado entre las industrias de IV gama y procesado “en las que este proceso va a ser a muy corto plazo y muy fácil de implantar”, y las empresas de primera producción en las que es mucho más complicado, “porque intervienen muchos factores y existen una gran diversidad de empresas”.

Plastic food money business shopping dessert 871819 pxhere
Consumidor
Según el Informe Digital Consumer Survey 2021 de Nielsen
IMG 20211124 WA0004
Distribución con Base Alimentaria
La compañía ha invertido 2,6 millones de euros en este establecimiento
Agriculture caucasian people grain check the computer connection 1366722 pxhere
Alimentación
Contará con un presupuesto de 62 millones de euros y 20 medidas de actuación
Mail (4)
Alimentación
Solo el 38% de las facturas se liquida en el plazo acordado
EROSKI City franquicia Errenteria
Distribución con Base Alimentaria
El establecimiento cuenta con una plantilla de 6 personas
Bodegón BIO Organic
Alimentación
De Avena Chocoleche, Choco Tablet y Choco Star
Semana Europea Prevención Imágenes realizadas en AMC Juices (3)
Industria Auxiliar
​2.193 empresas han aplicado 9.380 medidas y el 50% de las acciones reduce o elimina el plástico y otros materiales, según Ecoembes
AutorFoods feria
Branded Content
Más de un siglo de trayectoria avala a esta conservera que elabora legumbres cocidas y ecológicas con marca propia y marca de distribuidor
EROSKI city Miranda de Ebro
Distribución con Base Alimentaria
Dispone de una sala de ventas de más de 975 metros cuadrados y cuenta con una plantilla de 29 personas

Revista ARAL

NÚMERO 1674 // 2021
Ahora, acceso gratuito a la revista

Buscar en Revista ARAL

Empresas destacadas