Opinión

"Del consumo por adquisición a la economía de suscripción"

Ángel Bou, Co-fundador y CEO de Simplr
Ángel Bou Profile
Ángel Bou es co-fundador y CEO de Simplr.

La espiral de consumo compulsivo que rodea a la sociedad comienza a llegar a su límite, y prueba de ello son las señales de agotamiento que la Tierra lleva años dando. Es evidente que el modelo que explota recursos naturales limitados como si no lo fueran y que, en consecuencia, genera cantidades de residuos desmedidas, ha acelerado la destrucción de ecosistemas y se deben tomar cartas en el asunto para mitigar esta terrible situación.

Y es que las cifras son claras: un estudio de WWF (World Wild Fund) realizado en 2018, se calcula que al menos cada día desaparecen 32.300 hectáreas de bosque y el tamaño de las poblaciones de vida silvestre se ha reducido en un promedio del 60%. La misma organización apunta que si seguimos a este ritmo necesitaríamos 2,5 planetas para abastecernos en el año 2050.

Paralelamente a estos datos, la crisis de recursos y abastecimiento a la que vienen enfrentándose las cadenas de suministro a raíz del cambio climático ha terminado por agravarse con el contexto de pandemia, evidenciando una vez más -y parece que de forma definitiva- la necesidad urgente de consolidar un cambio en el patrón de consumo actual.

“Queremos desestigmatizar la idea que rodea al pago por uso y que durante muchos años no ha planteado que pudiera ser aplicable para otros ámbitos más allá del ocio como son la alimentación, los productos electrónicos o el mobiliario”

La población ha comenzado a adquirir mayor conciencia sobre cómo sus actos tienen un impacto directo en el planeta y, de hecho, el IV Estudio de Marcas con Valores ha determinado que el 82% de la ciudadanía ya admira a quien ejerce un consumo consciente, mientras que la investigación The End of Ownership Report afirma que el 81% de los españoles admiten sentirse bien con el impacto ambiental de una suscripción frente al de una adquisición.

Los consumidores -ahora mucho más concienciados e informados- no solo se conforman con tomar decisiones como utilizar envases reciclados y reciclables o reducir su gasto de agua y luz, sino que exigen a las compañías que actúen de manera sostenible y responsable.

Por ello, nuestra obligación como empresas no puede ser otra que darles soluciones sencillas que les permitan cambiar sus hábitos de forma ágil.

Ahora, que por fin las instituciones comienzan a reaccionar y el pasado mes de marzo el Gobierno de España aprobada el PERTE de Economía Circular con el objetivo de reducir la huella ecológica de la economía española, es el momento de impulsar un cambio en el actual paradigma de consumo “take-make-waste” hacia un modelo más sostenible y más ético para con el entorno que nos rodea.

Convencido de ello, Simplr quiere dar una solución urgente y, adaptándose a las necesidades cambiantes de la población, es pionera en promover la filosofía “as a service”, un modelo que permite a la población acceder a todo lo que necesite, cuando lo necesite y pagando solo durante el tiempo que lo necesite.

Mediante la creación de una plataforma innovadora que permite acceder a todos los productos o servicios que utilizamos en nuestra rutina diaria bajo suscripción, queremos desestigmatizar la idea que rodea al pago por uso y que durante muchos años no ha planteado que pudiera ser aplicable para otros ámbitos más allá del ocio como son la alimentación, los productos electrónicos o el mobiliario.

Frente a la idea preconcebida de adquisición que tradicionalmente tenían los consumidores, la economía de suscripción permite que por primera vez se den la oportunidad de disfrutar y no de poseer mientras se adaptan a las tendencias de consumo actuales y contribuyen al cuidado del medio ambiente.

Además, en el ámbito social, la economía de suscripción se plantea como un importante avance en términos de democratización del consumo ya que evita que los usuarios tengan que hacer frente a las excesivas condiciones de la adquisición, el leasing o el renting para poder acceder a un bien o servicio.

Este modelo ya es aplicable a casi cualquier sector de la economía y a todos nuestros ámbitos del día a día. Los usuarios parece que ya se han dado cuenta, el verdadero reto ahora está en trasladarlo al entorno empresarial.

Fernando ruiz
Permite analizar la dispersión de los clientes y crear una hoja de ruta que recoja los hábitos de consumo de cada persona

Más noticias

Unnamed (29)
Bebidas
El acuerdo renueva, amplía y actualiza la colaboración activa desde 2006
DANONE  Lo esencial es ayudarnos 4
Alimentación
Presenta su campaña “Lo esencial es ayudarnos” para ayudar a las familias españolas
NeWind Foods
Alimentación
Cuatro nuevas referencias en un total de 24 tiendas a nivel nacional
Foto de familia
Distribución con Base Alimentaria
En 2019 inició la transformación de sus transportes en los que ha invertido más de 18 millones
Start up
Alimentación
Drones de pulverización, vehículos de campo autónomos o cosechadoras robóticas, entre las novedades
BxAyUT4gdPgO1LDpMDyvh3yZ99mMXQTXl4kJ RYTBsceJxFPc
Bebidas
Se trata de Fontana Bodegas&Viñedos, situada en La Fuente de Pedro Naharro (Cuenca)
Grocery store 2619380 1280
Consumidor
Aecoc señala que el 38% está dispuesto a pagar más por productos de calidad
ValVenosta3T0A0321 copia
Alimentación
Conmemora su VIII Edición subiendo a los bancos de imágenes fotos de fruteros
Foto 2
Distribución con Base Alimentaria
El reconocimiento pone en valor cinco indicadores como la alta productividad o la tasa de crecimiento

Revista ARAL

NÚMERO 1683 // 2022
Ahora, acceso gratuito a la revista

Buscar en Revista ARAL

Empresas destacadas