AMDPress.- La división nacional de aguas del grupo Danone, que incluye marcas como Font Vella, Aguas de Lanjarón, Font Picant, Fonteforte, San Vicente, Fonter y Evian, dispondrá de un nuevo centro embotellador en Grazalema (Cádiz) en cuya construcción la compañía invertirá 9 millones de euros.

Aguas de Lanjarón, que controla el 100% de la sociedad Aguas de Grazalema, es la firma que llevará a cabo esta inversión. Por lo tanto, el producto embotellado, que se presentará en envase de vidrio, corresponderá a las marcas Lanjarón, Fonteforte o San Vicente, que son las comercializadas por esta filial de Danone.

Con unas ventas estimadas cercanas a los 55 millones de euros y 275 millones de litros en 2002, Aguas de Lanjarón, con sede en Granada, forma junto con Font Vella la división Aguas Danone, líder del mercado nacional con una facturación aproximada de 225 millones de euros.

Esta inversión se une a la realizada en este sector el pasado verano, en el que Font Vella puso en marcha su nueva planta de agua envasada, construida anexa a la de su filial Aguas de Fontemilla en Sigüenza (Guadalajara). Estas instalaciones, cuyo coste ascendió a 10 millones de euros, se ha destinado a la marca "Manantial de Sigüenza-Fontvella".