AMDPress.- Alimentos Freisa, compañía catalana dedicada a la producción de platos precocinados y otros productos congelados, espera alcanzar una facturación cercana a 23,5 millones de euros en el ejercicio 2003 (con cierre el 30 de junio), con un crecimiento estimado del 20 respecto a los doce meses precedentes. En el pasado ejercicio, Freisa alcanzó una facturación de 19,7 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 40%.

Con estos resultados, la firma prevé volver a los beneficios tras las pérdidas registradas en los años anteriores y espera generar un resultado operativo (EBITDA) de 2 millones de euros. Por otro lado, Alimentos Freisa, que dispone de unos fondos propios de 6,6 millones tras una ampliación de capital de 1,6 millones de euros realizada en abril, incrementará sus recursos con una nueva aportación dineraria de 600.000 euros. De esta manera, los recursos propios se situarán en 7,2 millones de euros, con capacidad para acometer nuevos proyectos.

Alimentos Freisa puso en marcha hace tres años un plan estratégico con el objeto de consolidar su presencia en el mercado y posicionarse en el segmento de productos refrigerados. El primer paso para ello fue la inversión de 7,2 millones de euros en el año 2000 para la construcción de una nueva línea de elaboración de pizzas frescas, con una capacidad de producción de 20 millones de unidades al año.

Las instalaciones de la compañía, participada al 45% por la sociedad Intervarix y al 55% por el fondo de inversión AC Capital Premier, están situadas en Manresa (Barcelona) y ocupan una superficie fabril de 6.000 metros cuadrados. Alimentos Freisa elabora 17.000 toneladas anuales de bases de pizza, pizza, canelones, lasaña y croquetas, que se comercializan tanto con marca propia como con marca de distribuidor en grandes superficies, distribuidores y cadenas de supermercados