El presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja, Pedro Sanz, ha inaugurado las nuevas instalaciones de Arluy en el Polígono El Sequero, que han supuesto una inversión de más de 12 millones de euros. Sanz ha destacado el "fuerte compromiso con La Rioja" de la empresa Galletas Arluy.

Esta inversión ha permitido poner en marcha un proyecto de innovación para desarrollar cuatro líneas de producción más modernas, con mayor tecnología y más versátiles, que permiten a Arluy duplicar su capacidad productiva, alcanzando las 25.000 toneladas.

Sanz ha valorado el esfuerzo de esta compañía por "seguir invirtiendo en La Rioja, por adaptarse a las exigencias y demandas del mercado, por el esfuerzo que realizan para mantener y ampliar sus ventas en los mercados nacionales e internacionales". Su inversión muestra, además, "la apuesta de la compañía por la innovación y la diferenciación, dos elementos fundamentales para crecer en la actual coyuntura económica y más, en un mercado tan competitivo", ha añadido.

El presidente del Ejecutivo riojano ha estado acompañado en la visita por el consejero de Industria, Innovación y Empleo, Javier Erro, así como por los responsables de la empresa Arturo y Javier San Juan, Francisco Calvo y Jesús Pavía.

Salto tecnológico

Las nuevas instalaciones de Arluy se asientan sobre una parcela de 35.000 m2, ubicada en el término municipal de Arrúbal, y la fábrica cuenta con una superficie de 15.000 m2.

Con la inversión realizada en estas instalaciones, Galletas Arluy busca "seguir generando riqueza a la región, ser más competitivos, aumentar sus exportaciones y potenciar su presencia en el mercado nacional", según ha expresado la compañía. Además, trabaja con el objetivo de "conseguir productos de mayor calidad, cada día más saludables y con mayor valor añadido, que atraigan comercialmente al consumidor poniendo a su alcance productos más sanos".

Con este nuevo proyecto, Arluy ha dado un importante salto tecnológico, mejorando la calidad de sus productos, desarrollando galletas con alto contenido en relleno, también con altos % de chocolate, y además les permitirá fabricar productos en La Rioja que hasta ahora se estaban fabricando fuera de la región, indican desde la empresa galletera.