Ante la situación excepcional que vive la sociedad española por la crisis del coronavirus, la Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería (ASEMAC) reitera su compromiso con el país poniendo a su disposición toda la capacidad productiva de las fábricas de las empresas que forman parte de la asociación durante todo el tiempo en que se prolongue el estado de alarma, decretado el pasado sábado por parte del poder ejecutivo.

De hecho, tras el decreto de cierre de establecimientos hosteleros, la capacidad de fabricación de las empresas de Asemac es superior a la demanda, por lo que se garantiza que no habrá ningún problema de abastecimiento de pan, bollería y pastelería por parte de estas empresas.

A ello se añade el aseguramiento del suministro a través de un transporte y logística propios, pudiendo llegar a cualquier punto del país: “Nuestra capacidad se ha adaptado con la suficiente rapidez, preparación y seguridad alimentaria, algo que corresponde con la emergencia que vivimos. Estamos implementando las soluciones necesarias para garantizar que toda nuestra cadena productiva y de distribución no tenga ningún fallo”, ha destacado Felipe Ruano, presidente de Asemac.