AMDPress.- El Jurado de Autocontrol de la Publicidad ha emitido una resolución en la que insta a Danone a la rectificación de la publicidad de su producto Actimel por entender que algunas de las expresiones recogidas en el mismo infringen el principio de veracidad.

El Pleno del Jurado de Autocontrol estima parcialmente, con ello, el recurso de alzada interpuesto por el Grupo Leche Pascual a la resolución de la Sección Tercera del Jurado de la Publicidad de 16 de diciembre de 2003, que estimaba parcialmente la reclamación y declaraba que el uso de la expresión imunitass infringía el principio de legalidad de la norma 2 del Código de Conducta Publicitaria.

Leche Pascual presentó el recurso de alzada frente a esta resolución de la Sección Tercera por entender que la publicidad de Actimel generaba engaño no solo por la utilización del término ‘imunitass’ sino también al atribuir al producto supuestos efectos terapéuticos en el organismo.

En su resolución, el Pleno entiende que existen dos alegaciones incluidas en la publicidad reclamada “que deben ser objeto de un reproche deontológico a la luz del principio de veracidad". Se refiere, en concreto, a la expresión que califica a ‘Actimel’ como “un refuerzo necesario” y a la que afirma que “los beneficios de ‘Actimel’ han sido probados científicamente”.

En cuanto a la expresión “beneficios probados científicamente”, el Pleno destaca que su utilización en este anuncio puede llevar a un consumidor medio a concluir que no existe ningún tipo de debate en torno a las propiedades del producto.