AMDPress.- Grupo Berlys ha invertido inicialmente 20 millones de euros en la construcción de una nueva fábrica de bollería, ubicada en la localidad navarra de Tajonar, cantidad que se verá incrementada en el futuro con la instalación de nuevas líneas de producción.

Actualmente, la fábrica cuenta con dos grandes líneas para producir 120 toneladas diarias o, lo que es lo mismo, 5.000 kg/hora de más de un centenar de referencias, lo que significa elaborar 60.000 croissants, 30.000 napolitanas o 120.000 delicias por hora. Para ello, la fábrica cuenta con un equipo de 80 profesionales, distribuidos en los departamentos de producción, calidad y aprovisionamiento.

Con esta planta, la red industrial de Grupo Berlys cuenta con ocho centros de producción de pan precocido y bollería congelada en España. La nueva fábrica tiene 10.000 m2 edificados sobre una superficie de 35.000 m2. Las instalaciones disponen de una zona de producción diáfana, empaquetado automático y sistemas de transporte y logística diseñados para garantizar la calidad del producto. La planta, con maquinaria de siete proveedores de diferentes países, es una de las más avanzadas de Europa en este segmento.

Ángel Remiro, responsable del Área Industrial de Bollería del Grupo Berlys, ha destacado la mejoría del producto al aplicar las nuevas tecnologías de la planta navarra: "Las masas son mejor tratadas en todos los aspectos. Ahora conseguimos un mejor laminado y un hojaldre con más desarrollo, aroma y sabor. En definitiva, un mayor respeto por la elaboración tradicional de la bollería de siempre".