AMDPress.- Bodegas Bilbaínas, compañía con sede en Haro (La Rioja) y perteneciente al Grupo Codorníu, obtuvo unos beneficios de 1,42 millones de euros en el ejercicio 2003 (cerrado el pasado 30 de junio), lo que supone un incremento del 26% respecto a los 1,12 millones de euros registrados en los doce meses anteriores.

La facturación creció un 16,7%, hasta 11,15 millones de euros; mientras que el resultado bruto de explotación fue de cuatro millones de euros, un 14,4% más que en el ejercicio 2002.

El negocio de vino tranquilo del Grupo Codorníu alcanzó unas ventas de un millón de cajas (12 millones de botellas) y 40 millones de euros durante el último ejercicio, significando el 25,6% de lso ingresos de la compañía.

El grupo vitivinícola catalán cuenta con siete bodegas dedicadas a la elaboración de vino: Raimat (en Raimat, Lérida), que espera recolectar este año unos 26 millones de kilos de uva; Bach (Sant Esteve Sesrevires, Barcelona); Bodegas Bilbaínas (Haro, La Rioja); Legaris (Curiel de Duero, Valladolid); Cellers Scala Dei (Scala Dei, Tarragona); Nuviana (Bellver de Cinca, Huesca) y Abadía de Poblet (Poblet, Tarragona). De esta manera, en total, el grupo comercializa quince marcas elaboradas en estas bodegas, además de los vinos de las bodegas Gallo y López Heredia.