AMDPress.- Bodegas Bretón invertirá cuatro millones de euros durante los próximos cinco años para mejorar su producción. Esta inversión tiene como objetivo aumentar la superficie de viñedo en 25 hectáreas, mantener la renovación periódica de sus barricas y ampliar las instalaciones de las bodegas Navarrete, para duplicar el área destinada a producción de vinos de crianza. Con ello, Bodegas Bretón prevé incrementar la venta de vinos de crianza en un 65%.

La apuesta de Bodegas Bretón por los vinos de crianza le ha aportado un incremento del 5% en la facturación de 2004. El mix de ventas del pasado ejercicio se distribuyó entre los vinos jóvenes (16%), los vinos de crianza (60%) y los reserva (24%).

Bodegas Bretón es una empresa familiar que nació en la década de los 80 y actualmente cuenta con cuatro marcas de vino: Alba de Bretón, Pagos del Camino, Dominio de Conté y Loriñón. La bodega exporta un 30% de su producción a países como EE UU, Alemania, Reino Unido o Suiza. El 3% del total de los vinos de crianza de Rioja vendidos en EE UU pertenece a Loriñón, mientras que la producción actual de Bretón es superior a 1,3 millones de botellas, de las que un 85% corresponde a vinos criados.