Fernando Burgaz, director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Magrama, ha presidido el XXVI Pleno del Observatorio de Precios de los Alimentos, donde ha presentado el contenido y repercusión de la, recientemente aprobada, Ley de Medidas para Mejorar el Funcionamiento de la Cadena Alimentaria. Se trata, ha explicado Burgaz, de "una de las iniciativas más importantes y de mayor calado del Departamento para esta legislatura", incluida en el paquete de 66 medidas presentadas por el titular de este Ministerio, Miguel Arias Cañete.

Burgaz ha explicado como el objetivo de la nueva Ley incide en el aumento de la eficacia y competitividad del sector agroalimentario español y en la reducción del desequilibrio en las relaciones comerciales entre los diferentes operadores de la cadena de valor. Todo ello "en el marco de una competencia justa". Ha destacado que establece un modelo mixto de regulación y autorregulación de las relaciones comerciales entre los agentes de la cadena, desde la producción hasta la distribución. En el ámbito de la regulación, ha indicado que se contemplan los contratos alimentarios y las prácticas comerciales abusivas, mientras que en la autorregulación se incluyen el Código de Buenas Prácticas Mercantiles y el Observatorio de la Cadena Alimentaria.

Otra de las novedades es la creación del Observatorio de la Cadena Alimentaria, como órgano colegiado adscrito al Ministerio. Su función será el seguimiento, asesoramiento, consulta, información y el estudio del funcionamiento de la cadena alimentaria y de los precios de los alimentos. Por último, Burgaz ha expuesto lo establecido en la norma sobre control administrativo, con la tipificación de las infracciones y sanciones y la creación de la Agencia de Información y Control Alimentarios. Este organismo, que sustituirá a la Agencia para el Aceite de Oliva, tendrá como finalidad el control del cumplimiento de la Ley y de información y control de los mercados oleícolas, del sector lácteo y la de aquellos otros que reglamentariamente se determinen.

En la reunión del Pleno también se ha presentado el avance del informe sobre la Alimentación Mes a Mes, correspondiente al pasado mes de mayo. De esos primeros datos se desprende que el consumo de alimentos en los hogares durante el periodo de abril 2012 a mayo 2013, evoluciona favorablemente, con un incremento del 0,9%, al igual que el gasto, que sube un 1% debido a la estabilización de su precio medio, con un leve incremento del 0,2%. De esta forma, el gasto per cápita se sitúa en ese periodo en una posición estable, con un incremento del 0,4%, con una media de 1.476,59 euros por persona.