Calidad Pascual, en su política de innovación, relanza su gama de yogures pasteurizados Pascual que estrena receta, identidad y envase tanto para el mercado nacional como internacional.

La recién actualizada receta consigue un sabor menos ácido y un aroma más natural, además de una textura más cremosa. Además, los nuevos yogures no contienen gluten y disponen del sello de certificación Halal, para que puedan llegar a un abanico más amplio de consumidores.

Los nuevos Yogures Pascual estrenan también una imagen más llamativa, con personalidad propia, con colores más vivos y modernos un envase redondeado, más manejable para el consumidor. Además, incorpora la información del producto en varios idiomas, incluido árabe y chino, lo que permite acercar el producto a cualquier rincón del globo.

Para Roberto Bernuy, responsable de Yogures Pascual, "con este lanzamiento queremos afianzarnos en el mercado internacional y replicar ese éxito en el mercado nacional, convirtiéndonos en un nuevo referente en yogures gracias a un producto muy rico, nutritivo y a buen precio, y con la calidad propia de Calidad Pascual".

"Nos hemos esmerado en mejorar todos los aspectos de nuestros yogures para ofrecer al consumidor un producto superior, más rico y cremoso, saludable y nutritivo, pero con la ventaja y comodidad de ser de larga duración, tecnología en la que somos expertos mundiales", concluye Bernuy.

Los nuevos yogures se podrán degustar en todo el mercado nacional y en más de 72 países, a excepción de aquellos en los que Pascual cuenta con alianzas locales, como en Venezuela bajo la marca Migurt y en Filipinas con Creamy Delight, donde los yogures mantienen sus propias enseñas.

Los nuevos yogures contarán para el lanzamiento con una campaña de comunicación, materiales de visibilidad en el punto de venta, y acciones promocionales en localizaciones determinadas.

La primera familia en llegar es la de Sabores, con las variedades de fresa, macedonia, plátano, limón, coco, mango, fresa-plátano, azucarado y natural.