Campofrío ha decidido continuar este año con su tradicional campaña publicitaria de Navidad, que en los últimos años se ha convertido en una de las más notorias y premiadas en España. El eje central de la campaña refleja, a través del humor, el espíritu de superación de las personas ante las dificultades.

"Es indudable que se trata de la campaña más valiente y más auténtica que hemos hecho nunca. Representa como ninguna, en primera persona, los valores de optimismo, ilusión y esperanza que comenzamos a comunicar hace unos años en nuestras ya tradicionales campañas de Navidad", destaca Jaime Lobera, director corporativo de Marketing y Ventas de Campofrío Food Group.

"En este contexto en el que nos hemos visto envueltos en las últimas semanas, nos planteamos muy seriamente no hacer la campaña, por las circunstancias extraordinarias que estamos viviendo. Descartamos la idea inicial, que era también muy brillante y divertida, considerando que no podíamos obviar lo que ha pasado y sus consecuencias para centenares de familias de compañeros. Al final decidimos ser fieles a nuestros principios: que nada ni nadie nos quite nuestra manera de disfrutar de la vida", afirma Juana Manso, directora de Marketing de Campofrío España.

Recuperación de la normalidad

La compañía, que interpreta esta campaña como un paso adelante en la recuperación de la normalidad, ha contado con el presupuesto más ajustado de los últimos años. Campofrío ha vuelto a confiar en la agencia McCann y la productora La Joya Producciones, que han hecho un guiño a campañas anteriores con la presencia de Chus Lampreave, Santiago Segura, Chiquito de la Calzada y Alfonso Aragón , 'Fofito', junto al humorista Miguel Gila, que vuelve a dejar su huella con una aparición muy especial.

En esta película, varios ciudadanos 'quemados' cuentan sus historias y dificultades reales (cierre de sus negocios, inversiones en preferentes). De la misma manera, aparecen también algunos trabajadores de la fábrica de La Bureba, y los bomberos que contribuyeron a la extinción del incendio.

La ciudad de Burgos, que volcó su solidaridad en los momentos más difíciles, es otra de los protagonistas. El director de la pieza es el cineasta y ganador de 5 premios Goya, Benito Zambrano. El director aceptó el reto de realizar la que considera "la campaña de publicidad más especial para Campofrío, y probablemente de todo este año en España."