Capsa ha cerrado el ejercicio con una cifra de negocio estable respecto a 2013 de 700 millones de euros, gracias al mantenimiento del volumen de ventas de las marcas Central Lechera Asturiana y Larsa. Respecto a los resultados, el EBITDA experimenta un incremento del 27% situándose por encima de los 30 millones de euros y unos beneficios netos consolidados después de impuestos de casi 9 millones de euros, una cifra que supera al doble del beneficio de 2013. Asimismo, Capsa mantiene una situación financiera y de balance saneada.

Estos son las cuentas aprobadas en la Junta General ordinaria de accionistas de Corporación Alimentaria Peñasanta correspondientes al ejercicio 2014, un año marcado por la mejora en costes y productividad, claves en la mejora del resultado de la compañía. La renovación de productos, su continua apuesta por la calidad y la internacionalización, han sido las otras palancas en la que se ha apoyado Capsa en este año.

En el primer trimestre de 2015, Capsa continúa evolucionando positivamente, creciendo con fuerza en todos los mercados y consolidando sus resultados. Además, en 2014 ha obtenido el Certificado Aenor de "Empresa Saludable", siendo la primera empresa láctea en conseguir esta certificación. Además, según el estudio Rep Trak Pulse, llevado a cabo por Reputation Institute, es la primera compañía nacional con mejor reputación, con productos de referencia en los hogares españoles