Aral Digital.- Casa Tarradellas pone en marcha en Gurb (Barcelona) un nuevo centro de investigación y producción especializado en el campo de la harina. Las nuevas instalaciones están orientadas al estudio y la producción de harinas que mejor se ajusten a las recetas de sus pizzas. Con esta nueva apuesta, la compañía de alimentación estudiará también cuáles son las variedades de trigo más adecuadas para obtener la harina que necesita.

Casa Tarradellas ha invertido 15 millones de euros para la construcción y el equipamiento del nuevo centro, que cuenta con 1.500 metros cuadrados de planta y que se suma a los seis puntos productivos agroalimentarios que la compañía dispone actualmente en la comarca barcelonesa de Osona. En este sentido, la empresa ya se ha provisto del trigo local para esta campaña, “ya que es una zona que históricamente proporciona excelentes cereales”, indican desde Casa Tarradellas.

“Con el impulso de este centro de investigación y producción de harina, reafirmamos nuestro compromiso por trabajar y mimar el producto a partir de la calidad de los ingredientes y abre nuevas posibilidades de innovación y mejora para conseguir todavía mejores propuestas alimentarias”, puntualizan fuentes de la empresa.