Aral Digital.- Casa Tarradellas ha registrado 630 millones de euros de facturación en 2010, lo que supone un incremento del 8,6% respecto a los datos del año anterior (580 millones). Estos datos reflejan “la continuidad de la tendencia positiva que Casa Tarradellas viene experimentando desde sus orígenes”, además, de mantener el “liderazgo en pizzas refrigeradas”, explica la compañía.

Así, durante el pasado mes de diciembre, el fabricante puso en marcha el centro de producción e investigación de harina, con una inversión de 15 millones de euros. Este proyecto situado en Gurb (Barcelona) elabora la harina de sus pizzas e investiga variedad a variedad para determinar la harina más adecuada para cada una de sus recetas.

Casa Tarradellas elabora pizzas frescas, espetec, loncheados (jamón cocido y bacón), patés y sándwiches rellenos y ha conseguido el certificado de Seguridad Alimentaria según la Norma Internacional ISO 22000 (año 2007), el Certificado del Sistema de Gestión de la Calidad Total según la Norma Internacional ISO 9001 (año 1995), el Certificado del Sistema de Gestión Ambiental según la Norma ISO 14001 (año 1998), el Certificado de Validación Europea de Calidad Ambiental EMAS (año 2000) y la Certificación de Producto ECA (año 2002) que garantiza la calidad de los productos elaborados por la empresa.