Aral Digital.- Compañía Cervecera de Canarias presenta por sexto año consecutivo su memoria de desarrollo sostenible. Durante el último ejercicio ha destinado 3,2 millones de euros a acciones de responsabilidad corporativa, lo que supone un incremento del 42% con respecto al ejercicio anterior. En los últimos seis años, la compañía ha invertido unos 16,9 millones de euros en materia de sostenibilidad.

Compañía Cervecera ha puesto en marcha una iniciativa pionera en España cuyo objetivo es el aprovechamiento de los residuos de grano de cebada (bagazo), polvo de malta y levadura para alimento de ganado y posterior elaboración de abono orgánico para la agricultura. Un abono que respeta el suelo, no contamina los acuíferos y tampoco emite gases a la atmósfera. Esta acción ha sido clave para lograr un índice de reciclaje y reutilización superior al 96% del total de los residuos que genera en su actividad industrial.

Para la compañía, la reutilización de envases es uno de los factores claves de su política medioambiental, y es que envasa el 63% de sus productos en formatos retornables, muy por encima de la media cervecera española situada en el 52%.

Por otro lado, durante el último ejercicio la compañía ha incrementado su volumen de compras en el Archipiélago Canario en un 7%. A este dato hay que sumar la creación o el mantenimiento de unos 13.000 puestos de trabajo indirectos. Además, la política de compras de la compañía se rige por una serie de Principios de Aprovisionamiento Responsable, que persiguen extender su compromiso de responsabilidad entre sus socios proveedores.

La formación continua y el desarrollo de su equipo humano constituyen un elemento esencial en su búsqueda de la competitividad empresarial. Durante el pasado ejercicio, más del 80% de la plantilla participó de forma activa en 19.345 horas de actividades de formación especializada en diferentes ámbitos de gestión, superando los 5 días al año por empleado.