El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha analizado el volumen de compra de los hogares españoles en el pasado mes de abril, de cuyos resultados se desprende el incremento de la cesta de la compra en un 32,5% en comparación con el mismo mes del año anterior, con un resultado de 3.091.439,85 toneladas frente a las 2.332.353,48 toneladas de abril 2019.

Se trata de un incremento en volumen con respecto al mismo mes del año anterior motivado por la permanencia en los hogares como consecuencia al estado de alarma declarado el 14 de marzo, a raíz de la pandemia mundial provocada por la Covid-19. Además, durante ese mes de confinamiento destaca la compra de harinas y sémolas, productos que han experimentado el mayor crecimiento, en un 128,3%, con un total de 27.575.940 kilos, frente a los 12.077.280 kilos del mismo mes del año anterior.

También se constatan incrementos en categorías de alimentación básica como los huevos, cuya compra en abril 2020 aumenta en un 53,1%, con un total de 50.238.210 kilos; el azúcar con un incremento del 52,0% y un total de 20.393.580 kilos; las hortalizas frescas y patatas con un aumento del 44,2% y un total de 412.283.420 kilos, mientras que las frutas tienen un crecimiento más reducido del 35,6% y las legumbres, cuya adquisición sube un 39,5% hasta un total de 17.857.810 kilos.

Aumenta el consumo de harinas y sémolas, huevos, azúcar, hortalizas frescas y patatas, legumbres, productos cárnicos y productos de la pesca, pan y lácteos, con respecto a abril de 2019

Asimismo, destaca la compra de productos cárnicos que asciende en abril 2020 un 30,6%, hasta un total de 225,558.580 kilos, aumentando la demanda en los hogares de carne de cerdo que asciende un 40%; la de pollo un 34,7%; la carne de vacuno cuya venta se incrementa en un 27% y las carnes transformadas cuya demanda sube un 23,3%. Sin embargo, presenta un crecimiento menor la carne de conejo que aumenta un 14,2% y la carne de ovino o caprino con un volumen de compra que se incrementa en un 5,1%.

El volumen de los productos de pesca también crece durante abril de 2020 en un 22,9%, destacando el consumo de pescados congelados que aumenta en un 51,1%, si bien en los hogares se sigue comprando mayor proporción de pescado fresco, 76,9% sobre total pescado fresco y congelado, que congelado, 23,1% sobre total pescado fresco y congelado. La compra de conservas de pescados o moluscos aumenta también en un 10,1% después de un mes de marzo de estocaje de este producto.

En el ámbito de los lácteos se constata una compra mayor de leche líquida y derivados lácteos con una variación al alza del 20,9% y un total de 512.016.970 kilos en abril 2020; mientras que otros productos como el pan o el aceite consiguen crecimientos algo superiores. Así, la compra de pan crece en un 24,8% alcanzando un total de 151.363.160 kilos y el volumen de compra del aceite se sitúa en un 24,1% más que en abril de 2019, con un total de 57.587.380 kilos.

Mientras tanto, otros productos que ya en marzo aumentaron en volumen y siguen creciendo en abril, pero con una evolución más moderada, son las pastas, cuya compra asciende 14,3% o el arroz cuyo volumen de compra se incrementa en un 17%. Respecto a las bebidas, se incorporan a la cesta de la compra dentro del hogar, productos que se consumen en mayor proporción fuera de casa como bebidas espirituosas, vinos y cervezas. También se aprecia mayor presencia en la cesta de la compra de snacks y frutos secos, chocolates o encurtidos y aceitunas que, al permanecer más tiempo en el hogar, se consumen entre horas o por placer.