AMDPress.- La Confederación de Organizaciones Empresariales del Sector Cárnico de España (CONFECARNE) considera que hay margen para reducir el uso de conservantes en los productos cárnicos. Según la organización, la mejora de la tecnología y de los procesos de control de las empresas permiten esa disminución manteniendo los adecuados niveles de seguridad de los productos elaborados.

Así, CONFECARNE, en respuesta a una consulta de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESA), ha señalado la posibilidad de disminuir los niveles de empleo de nitratos y nitritos en productos cárnicos. La utilización de estos conservantes en niveles mínimos debe mantenerse, no obstante, para garantizar su efecto inhibidor frente a microorganismos patógenos de alto riesgo como Clostridium botulinum, Clostridium perfringens, Staphylococcus aureus y Salmonella spp.

CONFECARNE agrupa a la Asociación de Industrias de la Carne de España (AICE) y a la Federación Catalana de Industries de la Carn (FECIC). Cuenta con 1.200 empresas asociadas, que reúnen una producción de 707.581 toneladas de elaborados cárnicos, lo que representa el 71,5% del total nacional, un volumen de elaboración de jamón curado de 154.000 toneladas (77% del total nacional), más del 90% de la producción nacional de elaborados de cerdo ibérico y una producción de carnes de 2,41 millones de toneladas (59% del total), excluidas aves.