Aral Digital.- El Grupo Damm ha cerrado el año 2009 con 782 millones de euros de cifra neta de negocio, lo que supone un 7% más respecto al curso anterior (755 millones de euros), un nivel conseguido “gracias al constante esfuerzo que la compañía ha realizado en la investigación y desarrollo de nuevos productos”, aseguran desde la propia empresa.

Del mismo modo, el fabricante ha obtenido unos beneficios que ascienden a 62 millones de euros a lo largo de 2009. Desde el grupo consideran este crecimiento “satisfactorio”, al haberse producido “en un contexto económico difícil, en el que el consumo ha tenido un menor dinamismo que en los ejercicios anteriores”. Asimismo, la plantilla del operador al cierre de 2009 era de 2.102 personas.

La compañía asegura que el patrón de consumo de los productos del grupo (cerveza, agua y refrescos) se está adaptando a esta nueva coyuntura económica, “identificándose un ligero desplazamiento del canal horeca hacia el canal alimentación”.

En lo que a inversiones se refiere, Grupo Damm indica que mantiene “un alto nivel inversor”, dentro del marco de la renovación tecnológica y la ampliación de sus instalaciones en la fábrica de Prat de Llobregat, lo que ha supuesto en este en este ejercicio un desembolso inversiones por un importe que supera los 90 millones de euros.

Igualmente, las inversiones han culminado con la finalización de dos proyectos: el proyecto ZAL (Zona Actividades Logísticas) en la Zona Franca del Puerto de Barcelona, que ha permitido ampliar la capacidad de almacenamiento, además de centralizar todo el dispositivo logístico del grupo en un único centro; y la ampliación de las instalaciones de la fábrica del Prat de Llogregat, que ha supuesto una mayor capacidad de producción para obtener un mayor espacio para el desarrollo de las operaciones en dicha fábrica. En total, el grupo se ha desembolsado en estos último años cerca de 500 millones de euros.