AMDPress.- El plan estratégico para 2002-2005 del grupo Ebro Puleva prevé una inversión de 78,8 millones de euros en el presente ejercicio, lo que significaría un 5,4% menos que el año anterior. De este total, 70,5 millones se destinarán a activos fijos y 8,3 millones a Investigación y Desarrollo. Con este plan, aprobado por el Consejo de Administración, la firma espera rentabilizar las sinergias existentes, asegurar un crecimiento sólido orgánico e inorgánico y centrar la gestión en los negocios estratégicos, abandonando aquéllos que no lo sean. En este sentido, el conjunto de negocios definidos como estratégicos son el azúcar, el arroz, los lácteos, la biotecnología (Puleva Biotech), junto con nuevos negocios en estudio como la producción de biocombustible (Bioetanol).

Por áreas, 47,2 millones de euros (59,89% del total invertido ), una cifra similar a la de 2002, corresponderán a la división azucarera, donde se espera reducir los costes de fabricación (fijos y financieros) en, al menos, 40 millones de euros hasta 2005.

Por su parte, en Azucarera Ebro, de la que se cerraron las plantas de Salamanca y Jédula en el ejercicio 2001/2002, la firma prevé que las oportunidades de negocio procedan del segmento de componentes e ingredientes; mientras que en la actividad principal el desarrollo se debe centrar en el mercado exterior y en el área de refino

En los lácteos, división agrupada en Puleva Food, la inversión prevista es de 15 millones de euros (15,2 millones en 2002), con el objetivo de introducirse en el segmento de leches fermentadas, que se percibe como una nueva posibilidad de crecimiento rentable tan importante como el de la leche líquida. Así, la firma prevé lanzar nuevas líneas de productos (bebidas lácteas y yogur tradicional y americano, entre otros) para lo que lleva dos años invirtiendo en acondicionar sus plantas de Granada y La Coruña.

De igual forma, en leche líquida, el grupo espera potenciar las leches especiales y funcionales, sostener la cuota de mercado de la enseña “Puleva” y posicionar las marcas “Leyma” y “Castillo”, en sus ámbitos geográficos, y “Ram”, en especialidades.

En el área de arroz, la inversión ascenderá a 9,5 millones de euros (10,1 millones en 2002), con la intención, según la firma, de mantener su potencial basado en el liderazgo de costes y “su envergadura actual, que le permite ser líder de mercado en la Unión Europea y de marcas en España y Portugal”. Asimismo, Ebro Puleva tiene previsto que el crecimiento orgánico de Herba se oriente al mercado de arroz envasado y en el desarrollo de una mayor gama de platos preparados y otros productos afines en el caso de las filiales de Bélgica, Alemania, Italia y Reino Unido.

En cualquier caso, la firma apuesta también por adquisiciones o acuerdos en el exterior, en especial en los países del Magreb, América, Francia e Italia. Además, se cuenta con la próxima implantación en mercados emergentes como los países del Este de Europa y Marruecos.

Para el resto de actividades, las inversiones ascienden a 7,1 millones de euros (10,8 millones en el año anterior). En el caso de Puleva Biotech se confía en consolidar los congresos en la comercialización de biomoléculas, en royalties por la cesión de uso de patentes, venta de éstas y proyectos de I D para terceros o filiales del grupo. El pasado año (ver ARAL Digital 655, 23 de enero de 2002), la filial de biotecnología obtuvo unos beneficios de 1,2 millones de euros.

Por último, el grupo Ebro Puleva destaca que, a través de su división de gestión de patrimonio, se están desarrollando desinversiones en activos que no forman parte del parque industrial o de oficinas. Asimismo, señala que el pasado año abonó un dividendo de 0,24 euros por acción, equivalente al 31% del resultado neto de 2001.