AMDPress.- Según un estudio realizado por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA), de enero a octubre de 2003 se consumieron en España 307 millones de kilos de alimentos preparados y precocinados congelados, un 11% más que en el año anterior.

Según el presidente de SEDCA, Jesús Román Martínez Álvarez, “este aumento del consumo responde a una clara demanda por parte de la sociedad. Para el consumidor se trata de alimentos fáciles de preparar y que además cuentan con el aval de las marcas de siempre; por eso la penetración en el mercado ha sido tan rápida”.

Según los principales fabricantes de este tipo de productos, una de las razones de esta buena acogida es la rapidez en la elaboración de los mismos, ya que un 49% de los españoles dedica un máximo de media hora a cocinar. En opinión de SEDCA, junto a la variedad de estos productos, la originalidad es otra de las características más valoradas por el consumidor.