AMDPress.- Según los datos recientemente publicados por el MAPA, elaborados por la Federación Española del Vino (FEV), el consumo de este producto en España cayó durante el primer semestre de 2005 un 2,2%, hasta los 550 millones de litros. Este descenso, de cerca de 13 millones de litros respecto al mismo período del año anterior, rompe la ligera recuperación con la que se cerró el 2004.

Por canales de distribución, el consumo de vino en España cae más fuertemente en bares, cafeterías, hoteles y restaurantes (-3,6%) que en los hogares (-0,2%). El descenso en el canal extradoméstico se debe a la pérdida de 37 millones de litros de vino de mesa, que no resultan compensados por el aumento de 23 millones de litros en vinos con D.O. y 1,7 de vinos espumosos y cavas. Por otra parte, en el canal alimentación para consumo en hogares, aunque la cifra global se mantiene estable, cae también el consumo de vino de mesa en 4 millones de litros, que apenas se compensan por el aumento en vinos con D.O. ( 3 millones de litros) y cavas y espumosos ( 0,2 millones).

En su conjunto, el descenso de consumo de vino en España vuelve a ser explicado por la caída del vino de mesa, cuyo consumo viene descendiendo desde que el MAPA empezó a elaborar su encuesta de alimentación en 1987, y no resulta suficientemente compensado en volumen por el incremento del consumo de vinos de mayor valor añadido. Estos datos inciden en los planes estratégicos que actualmente preparan el MAPA y algunas CC AA, con los que se diseñarán medidas para fomentar un aumento del consumo moderado del vino en España y potenciar su exportación.