Aral Digital.- El gasto en productos congelados se incrementó durante el pasado año un 1,8%, superando los 3.500 millones de euros, según un estudio elaborado por Kantar Worldpanel y que ha sido presentado hoy, 25 de marzo, en el marco de Alimentaria. Por su parte, las ventas en volumen aumentaron un 3,9%.

Actualmente, los alimentos congelados suponen, en valor, el 5% de la cesta de la compra y están presentes en el 98% de los hogares españoles, que consumieron una media de 43,8 kilos. “Existe un importante margen de crecimiento para este tipo de productos”, ha afirmado Pere Vives, director del sector de alimentación de Kantar Worldpanel, ya que, según ha afirmado, en el Reino Unido el consumo medio por hogar asciende a 67,1 kilogramos.

Los congelados envasados lograron incrementar el volumen de sus ventas un 6,61%, si bien los congelados a granel padecieron un retroceso del 4,83%. En cuanto a categorías, los congelados de pescado y marisco acaparan una cuota en volumen 47,3% ( 3,9%); las verduras y hortalizas, 26,6% ( 3,7%); y los platos elaborados, 15,1% ( 1,2%).

En cuanto a los canales, el 38,9% de las ventas, en valor, se realiza en los supermercados; a continuación, con un 32,7% aparece el canal especialista. Hipermercados (12,1%) y discount (11,3%) se sitúan a bastante distancia.

Por Comunidades Autónomas, Cataluña es la principal consumidora, con una media de 47,7 kilogramos por hogar, seguida de Andalucía (47,2 kilos), Comunidad Valenciana (45,2) y Madrid (42,9). El consumo per cápita de congelados en España se situó el pasado año en 16,2 kilos, si bien los adultos independientes son los principales consumidores, con un consumo per cápita de 26,3 kilos; a continuación, aparecen los retirados (22,2 kilos) y jóvenes independientes (21).

“Los alimentos congelados están resistiendo muy bien a la crisis y, además, tienen una gran capacidad de crecimiento, ya que existen regiones con un fuerte potencial de desarrollo y se debe aumentar la frecuencia de consumo semanal y la penetración en las familias con niños”, ha concluido Pere Vives, para quien la rapidez y la comodidad en la preparación constituyen el “principal activo” de este tipo de productos.