El Grupo Dulcesol avanza en las obras de ampliación de sus instalaciones en Gandía, una de las dos fábricas que el grupo empresarial posee en Valencia, en la que ha invertido aproximadamente 4 millones de euros. Entre las mejoras que introduce se encuentra la construcción de una nueva nave, en la que instalará otra línea para la producción de pan, y de un parking en altura. El Grupo Dulcesol busca nuevas vías para mejorar el rendimiento de la categoría de pan que posee en Gandía, un objetivo gracias al cual triplicará su capacidad productiva actual. Sin duda, una oportunidad de negocio que obedece a una creciente demanda por parte de sus clientes.

Las obras, que comenzaron el pasado mes de abril, se centran en la construcción de una nave de 9.600 m2, destinadas a aumentar la capacidad productiva de la planta. Esta albergará una nueva línea de producción de pan, cuya entrada en funcionamiento está prevista para febrero de 2017, y cuyos productos, siguiendo la misma estrategia que el grupo aplica en la mayor parte de sus líneas, se dirigirán a la elaboración de producto tanto para marcas propias como para marcas de distribución.

Por otra parte, la ampliación de la fábrica también contempla la habilitación de un parking en altura, con una superficie aproximada de 2.600 m2 –dotado de un semisótano y cuatro alturas– y que supondrá una inversión cercana a los 2,6 millones de euros. Rafael Juan, consejero delegado del Grupo Dulcesol, califica estas obras de renovación como "una oportunidad de negocio", ya que "estamos respondiendo a una demanda lo suficientemente grande como para multiplicar por tres nuestra capacidad productiva actual de pan ".

La planta en obras es una de las dos que el grupo posee en España, ambas en Valencia. En la primera se elaboran croissants, napolitanas, ensaimadas, pan de leche, brioches, tortas de anís, magdalenas y pan de molde. La segunda se sitúa en Villalonga y en sus instalaciones se fabrican productos tales como palmeras, magdalenas, cañas, sobaos, planchas de bizcocho, tartas de manzana, bollería frita y fresca, panecillos tostados y alimentos infantiles. El grupo también cuenta con instalaciones fuera de nuestras fronteras, en Argelia, inauguradas en octubre de 2014 en Sig, cerca de Orán.

Por otra parte, el grupo incluye una granja avícola en Terrateig (en la comarca de la Vall d'Albaida) desde 1982, que le permite controlar la producción de huevos, principales materias primas en la fabricación de bollería, y es propietario de su propia planta de impresión de material flexible, Ducplast, donde se fabrica todo lo referente al embalaje con las máquinas más modernas del mercado.