Barcelona. AMDPress.- El Grupo SOS, que engloba, entre otras sociedades, a la arrocera SOS, la galletera Cuétara y la aceitera Koipe, ha alcanzado un beneficio neto atribuible de 19,06 millones de euros en el ejercicio 2002/2003 (finalizado el pasado 31 de agosto), un 76,5% más que los 10,8 millones registrados en el ejercicio anterior, según ha informado hoy, 29 de octubre, su presidente, Jesús I. Salazar, en el marco del Congreso AECOC. La facturación del grupo fue de 806,83 millones de euros, un 41,4% más; mientras que el resultado bruto de explotación (EBITDA) se situó en 77,4 millones, un 24,5% mayor al del pasado ejercicio. En este crecimiento ha tenido especial peso la consolidación de los resultados de Koipe, que el pasado año sólo fueron contabilizados por un período de ocho meses.

También se incluyen en los resultados 2002/2003 las cifras de la sociedad CROG (Compagnie Rizicole de L'Ouest Guyanais), que obtuvo unas ventas de 3,75 millones de euros, un resultado bruto de xplotación (EBITDA) de 0,3 millones y un beneficio antes de impuestos (BAI) de 0,25 millones. Sin embargo, no se han introducido las cifras de Aceica Refinería, compañía adquirida al 66,9% fuera del ejercicio analizado. Respecto a esta adquisición, Jesús Salazar ha aclarado que servirá como “plataforma para atacar el mercado de África meridional, algo en lo que los canarios son expertos y en lo que nuestra compañía hasta ahora no ha tenido mucho éxito”.

En cuanto a futuras operaciones y adquisiciones, ha asegurado que la búsqueda de oportunidades se centra en Europa, Estados Unidos, Canadá y México y que se ha desestimado el mercado iberoamericano por la crisis económica que atraviesa.

Volviendo a los resultados, el negocio oleícola supone el 59,68% de los ingresos; las galletas, el 18,45%; el arroz, el 14,68%; y la diversificación (salsas, confitería, aceitunas y actividad industrial), el 7,18%.

El área de aceites ha sido el que más se ha desarrollado en el último ejercicio, gracias, principalmente, a la aportación de Koipe. Jesús Ignacio Salazar ha afirmado estar “muy satisfecho con los resultados ya que ha sido un año especialmente difícil por el ciclo agrícola del aceite”. El presidente del Grupo SOS ha destacado que “la optimización de la política de aprovisionamiento” ha permitido no aplicar a sus marcas el alza de los precios en origen, provocada por la reducción de las disponibilidades españoles de aceite de oliva y el mantenimiento de los niveles de consumo. Según los datos del grupo, este aumento de los precios en origen alcanzó el 25% entre mayo y agosto del presente año.

Salazar también ha indicado que las marcas del Grupo SOS representan el 26% del mercado nacional de aceites, situándose en el 26% en aceite de oliva y del 29% en girasol. En cuanto a la estrategia comercial emprendida en el último ejercicio, que ha levantado las críticas de otros operadores del sector, ha apuntado que “la empresa diseña su estrategia a larguísimo plazo y con un modelo estable”.

Por su parte, las galletas han aumentado un 14,4% la facturación, un 4,4% el EBITDA y un 16,2% el margen EBITDA/ventas. En un comunidado, el grupo asegura basar su estrategia en los segmentos de mayor crecimiento y valor añadido, que compensan la caída de las más básicas y tradicionales. Así, destaca el lanzamiento de novedades como Flakes, Fibra Due y la renovación de los surtidos.

Así, Cuétara representa el 18,3% del mercado nacional y el 12,5% del portugués y las ventas de sus marcas han crecido un 4,6% y un 2,5% en el último ejercicio.

En el área de arroz, las ventas de las variedades largas y especiales se han favorecido del incremento del consumo, impulsado por su mayor versatilidad (ensaladas, etc.) y por la creciente inmigración (consumidores habituales de arroz). Las marcas de SOS han aumentado sus ventas un 26,2% en España y un 25,6% en Portugal (más que la media del sector, que según el grupo fue del 12,9% y 1,7%, respectivamente) y ha situado en el 14% su participación en el mercado nacional y en el 20% en el mercado luso.

Por último, el grupo alimentario resalta la evolución de su negocio de diversificación, gracias a “haber sabido anticipar las tendencias hacia segmentos más saludables (caramelos sin azúcar, salsas light) y hacia las variedades con mayor valor añadido (vinagres especiales, aceitunas rellenas y negras).