La recuperación del consumo privado, el lanzamiento de nuevos productos y el mejor posicionamiento en los canales de venta favorecieron el crecimiento de la demanda de productos dietéticos en el bienio 2014-2015, según el Observatorio Sectorial DBK de Informa. Tras haber crecido un 8% en 2014, hasta los 800 millones de euros, la cifra de mercado estimada para el cierre de 2015 se sitúa en 870 millones de euros, cerca de un 9% más que en el ejercicio anterior. Las previsiones para el bienio 2016-2017 apuntan a una tasa de variación media anual de alrededor del 7-8%, lo que daría lugar a una cifra de unos 1.000 millones de euros en el último año.

Las ventas de complementos alimenticios, principal segmento de producto, representaron en 2014 el 36% del mercado total. A continuación se sitúa el segmento de alimentos para trastornos metabólicos y nutrición enteral, con una participación del 26% del total. Los segmentos de dietas hipocalóricas y de alimentos dietéticos representaron en 2014 el 14% y el 12% del mercado total, respectivamente. Tanto las ventas de edulcorantes de boca, como las de hierbas medicinales registraron también una favorable evolución en 2014, si bien en términos de valor se vieron penalizados por la alta presión sobre precios.

Las empresas del sector continúan potenciando sus estrategias de expansión internacional, habiendo aumentado la propensión a exportar de muchas de ellas en los dos últimos años. El número de empresas con una clara orientación al sector de productos dietéticos se situaba en torno a 250 al cierre de 2014, las cuales generaban un volumen de empleo de unos 4.000 trabajadores. Estas cifras excluyen un nutrido grupo de compañías tradicionalmente dedicadas a la comercialización de productos alimentarios diversos, que han ampliado su gama de productos incluyendo alguna variedad con propiedades específicas.

El sector está compuesto fundamentalmente por empresas de pequeño y mediano tamaño. Más del 70% de las empresas cuentan con menos de 20 trabajadores, mientras que sólo 11 superan los cien empleados. Sin embargo, se aprecia una creciente concentración de la oferta, de forma que en 2014 los cinco primeros operadores reunieron conjuntamente el 38% del mercado, cifra que se situó en el 56% al considerar a los diez primeros.