AMDPress.- La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) y la Federación de Industrias Lácteas (Fenil) se han dirigido al Ministerio de Agricultura para denunciar las prácticas que impiden la comercialización de leche española en el mercado francés.

Según la organización agraria, “ la industrias españolas están viendo como la gran distribución francesa cancela día tras día la compra de leche por las presiones y chantajes que recibe de las organizaciones agrarias francesas”.

Asaja asegura que ha descubierto la existencia de un pacto no escrito liderado por la interprofesional láctea francesa con los distribuidores, cuyo fin único es cerrar la entrada de leche española que se vende a un mejor precio que la española y con excelentes parámetros de calidad.