Durante el pasado ejercicio se consumieron en España unas 28.000 toneladas de kiwi, cantidad que nos situó como el primer país consumidor de esta fruta. Por término medio, el consumo por habitante fue de unos 700 gramos anuales de kiwi.

Debe tenerse en cuenta, no obstante, que el consumo se ha incrementado de forma considerable en los últimos años, ya que en 1997 rondaba las 10.000 toneladas. Estos altos consumos hacen que seamos el único país de Europa con dos puertos, situados en Tarragona y Vigo, para recoger el kiwi importado desde Nueva Zelanda por Zespri Service Centre. Esta sociedad, que agrupa a los agricultores de aquel país, ha iniciado en mayo la temporada de comercialización en Europa, que abarca hasta más o menos el mes de octubre a un precio que ronda las 120 pesetas por kilo y que se vende al público, según calidades, entre 275 y 600 pesetas el kilo.