AMDPress.- Europastry, fabricante de las marcas de masas congeladas Fripan, Frida y Yaya María, prevé obtener unos ingresos de 180 millones de euros en 2003, lo que supondría un incremento del 12% respecto a los 160 millones registrados el pasado ejercicio, según confirmó el presidente de la compañía catalana, Pere Gallés.

En el capítulo de inversiones, el grupo finalizará el presente año con un desembolso de 19,6 millones de euros; mientras que en 2004 están previstas operaciones por valor de 24,7 millones. Estas inversiones estarán destinadas a ampliar y modernizar sus instalaciones para dar respuesta a la creciente demanda de pan y bollería congelada.

Europastry posee once plantas de producción, ubicadas en Azuqueca de Henares (Guadalajara), Vallmoll y Sarral (Tarragona) y en las localidades barcelonesas Sant Joan Despí, Rubí y Barbera del Vallés (en este municipio acumula seis centros), que engloban una capacidad de producción de 160.000 toneladas.

En cuanto a las novedades presentadas este año, la compañía ha presentado la bollería prefermentada (no necesita profesional para su acabado final), los frinats congelados (donuts dispuestos para servir tras 10 de descongelación) así como un conjunto de referencia saladas y dulces. De igual forma, en el apartado de panadería, ha completado la familia Rústico tradicional, de la familia La Vieja Tahona, con el Pan Gallego, la Xapatta y el Pan Montañés. Asimismo, ha incorporado a su catálogo nuevas referencia de panes para restaurante y bocadillería, dirigidas al canal HORECA.