Aral Digital.- FIAB prevé que el Índice de Producción Industrial (IPI) de la alimentación descienda en los dos primeros meses del año -del 1,10% en enero y del 4,73% en febrero- que se verá compensado por una subida en el mes de marzo que lo situaría un punto por encima del cierre de 2010, según la primera oleada de su Barómetro de Alimentación y Bebidas 2011.

El IPI de la alimentación concluyó el pasado año con una media anual positiva del 2,1%, “ga la punta alcista del comienzo del verano y a la buena marcha de los dos últimos meses de 2010”, mientras que la producción de bebidas registró una media anual negativa del 5,8%.

Tras el “crecimiento” experimentado al inicio del verano, las bebidas entraron en “una fase de recesión” que, según los economistas de FIAB, “se mantendrá hasta febrero, produciéndose una suave estabilización al final del primer trimestre de 2011”, explica la federación. “Seguimos manteniendo con firmeza nuestra posición pero el contexto de incertidumbre en el que se mueve la industria no ayuda ni añade confianza para los próximos meses”, explica Horacio González Alemán, secretario general de la organización.

En cuanto al comercio exterior, la industria de la alimentación y bebidas terminó 2010 con un incremento en la balanza comercial del 39,52%, en comparación con el pasado ejercicio, alcanzando los 764,61 millones de euros. El valor total de las exportaciones alcanzó los 16.776 millones de euros, un 9,08% más que en 2009, mientras que las importaciones sufrieron un crecimiento interanual del 7,96%, un total de 16.011 millones de euros. De esta manera, la cobertura alcanzó 104,78 puntos.

Asimismo, la industria “ha mantenido los niveles de ocupación, pese al contexto español de fuerte aumento del desempleo”. De hecho, tal y como aclara FIAB, “incluso se pudo observar un leve crecimiento de empleos relacionados con este sector durante el último trimestre de 2010”, hasta los 458.000 trabajadores.