Aral Digital.- El presidente de Freixenet, José Luis Bonet, ha previsto una caída de ventas de cava en España de entre un 5 y un 10% durante el periodo navideño de este año, si bien espera que estos datos se vean compensados con el incremento de las exportaciones, que han experimentado una subida durante este año. En concreto, a estas alturas se han vendido ya 8 millones de botellas más de cava que el curso pasado. Es por ello que Bonet considera que en momentos de dificultad “la salida es la internacionalización y la implantación en el mundo”.

Asimismo, Bonet ha apuntado que, si bien el sector de la alimentación está siendo uno de los que más “aguanta” la complicada situación económica actual, es especialmente en el cava y en los vinos de calidad donde se nota la contención en el gasto del consumidor.

En el marco de la tribuna 'Forum Europa', hizo un repaso de los orígenes de Freixenet, una empresa familiar originada en 1914. Recordó la plaga de la filoxera que acabó con las cosechas y la pérdida de las colonias españolas con la consecuente pérdida de mercado. "Aquello sí que era una crisis", señaló.