Frida Alimentaria, uno de los principales fabricantes de masas congeladas, ha desarrollado un plan de inversiones de 24,64 millones de euros (4.100 millones de pesetas) en los últimos tres años (entre 1999 y 2001).

Dicha inversión se ha destinado, principalmente, a la puesta en marcha de una nueva línea de bollería prefermentada con capacidad para producir 12.000 toneladas anuales, a la ampliación del almacén central de producto acabado hasta una capacidad de 4.500 palets, y a la construcción de una nueva fábrica de pan precocido congelado en la localidad de Vallmoll, Tarragona.

La compañía, que ya dispone de un centro de producción desde 1992 en la localidad de Sarral, también en Tarragona, que supuso una inversión superior a los 1.500 millones de pesetas, inaugurará próximamente esta nueva planta de pan precocido, con una capacidad de 20.000 toneladas anuales, con la que cierra su plan de inversiones.