AMDPress.- El grupo familiar jerezano González Byass inauguró ayer, 23 de mayo de 2006, una bodega en Otero (Toledo). Con dicha apertura, esta es la segunda bodega que la empresa inaugura en los últimos siete meses, después de la de Cataluña, Vilarnau (cavas y vinos del Penedés). Esta apuesta por Castilla La Mancha viene a constatar que la compañía tiene como objetivo estratégico consolidar la mejor oferta de vinos de calidad en España con vocación tanto nacional como internacional.

El viñedo, diseñado por el argentino Pedro Marchevsky y el equipo de la propia compañía, se plantó en el año 2001 y en sus 200 hectáreas se decidió que conviviesen variedades autóctonas, principalmente la tempranillo, con otras como la syrah, petit verdot o cabernet sauvignon. Está plantado en espaldera y con goteo en toda la finca y su diseño permite realizar vendimia tanto manual como mecánica.

En la parte que se encuentra delante de la bodega se ha contado también con la colaboración del profesor de la Universidad de Ingenieros Agrónomos de Madrid, José Ramón Lisarrague, que ha ayudado a diseñar lo que en poco tiempo será un Museo de la Viña, que permitirá explicar a los visitantes de una forma gráfica distintos sistemas de plantación y variedades que se encuentran en la finca.

Comenzaron las obras de las nuevas instalaciones el 14 de febrero de 2005, se elaboró por primera vez con uvas propias el día 28 de agosto de ese mismo año y se ha realizado el primer embotellado el día 30 de abril de 2006. Según el presidente de González Byass Carlos Espinosa de los Monteros: “Este proyecto de vinos implica una serie de importantes inversiones tanto en activos bodegueros, como en marketing, diseño de vinos, estrategias de ventas nacionales e internacionales en los que todo comienza por entender un consumidor y un mercado cada vez más exigente y competitivo, y volver a ellos con unas marcas y vinos que satisfagan plenamente sus exigencias”.

González Byass, empresa familiar con una historia de más de 170 años en el mundo del vino y brandy, está presente en algunas zonas de producción de vino de calidad de España como Jerez, La Rioja y Cataluña. Ahora se completa la oferta estando presentes en Castilla La Mancha con viñedo y bodega en propiedad, ya que esta comunidad cuenta, entre otras cosas, con una gran oferta y apoyo por parte de las autoridades.