El grupo internacional de alimentación Calvo incrementó sus ventas en 2014 un 7,4% hasta los 765 millones de euros, frente a los 712 de 2013. Cuando se cumplen 75 años de su nacimiento, la compañía mantiene el crecimiento estable en todos los mercados en los que está presente. El resultado operativo del grupo (EBITDA) creció también, por octavo año consecutivo, hasta los 51,5 millones de euros, un incremento del 5,2 % con respecto a 2013.

Por zonas geográficas, la División Europa lo hizo un 3%, mientras que la división América experimentó un crecimiento del 8,2%. En esta última división, los resultados de 2014 se vieron afectados por la depreciación de las divisas con respecto al euro, en especial las de Brasil y Costa Rica. Sin ese efecto, la facturación habría superado los 800 millones de euros y el EBITDA habría alcanzado los 55 millones de euros. Por primera vez, la compañía superó las 100.000 toneladas de volumen de venta de producto terminado, lo que supuso un incremento del 6,2% con respecto al año anterior y un hito en los 75 años de historia de Grupo Calvo.

Según Mané Calvo, consejero delegado de Grupo Calvo "Los resultados obtenidos en 2014 vuelven a demostrar los sólidos fundamentos de negocio del Grupo, y ponen en valor la versatilidad de la integración vertical de nuestra cadena de valor y de nuestra diversificada presencia internacional".

En 2015, Grupo Calvo cumple 75 años de historia desde que en 1940 Luis Calvo Sanz pusiera en pie una pequeña fábrica de conservas en la localidad gallega de Carballo. Grupo Calvo es hoy un grupo internacional que integra todas las fases del proceso productivo de alimentos en conserva, del origen a la mesa, y es propietario de marcas líderes en sus respectivos mercados: Calvo, Nostromo y Gomes da Costa, entre otras. El grupo está presente en más de 70 países, cuenta con más de 4.500 empleados, una flota de once buques y plantas de producción y envases en España, El Salvador y Brasil.