AMDPress.- La planta del Grupo Calvo de Guanta (Venezuela), asaltada el pasado 14 de julio, estará plenamente operativa en un plazo máximo de tres meses, para continuar abasteciendo de lomos de atún a la fábrica del grupo en Carballo (La Coruña). Según la compañía, durante los tres meses previstos para su funcionamiento, la planta de El Salvador y la flota que el grupo mantiene en los océanos Índico, Atlántico y Pacífico garantizarán el suministro a la planta de Carballo.