ARAL Digital.- El Grupo Damm obtuvo en 2011 un beneficio neto de 89,8 millones de euros, un 30,5% más que en 2010, mientras que sus ventas crecieron un 2%, hasta 806 millones. La compañía tuvo el año pasado un beneficio de explotación de 100 millones de euros, un 23,5% que más que en 2010, unos resultados que el grupo presidido por Demetrio Carceller considera "muy positivos" por el contexto económico "extraordinariamente complicado" en el que se han logrado.

La compañía aumentó en 2011 su participación en Ebro Foods hasta alcanzar el 9,63%, entró en Pescanova con un 5%, amplió su participación en el grupo Rodilla hasta el 76% y adquirió Cacaolat junto a Cobega y el socio inversor Victory Turnaround. El pasado año el grupo invirtió 84 millones de euros para llevar a cabo importantes proyectos, como ampliar su capacidad de almacenamiento en la Zona Franca del Puerto de Barcelona, ampliar su planta de El Prat de Llobregat y la de Santarem (Portugal) o reconvertir la fábrica de Madrid.

El patrimonio neto del grupo se eleva ya hasta 643 millones de euros y la plantilla ha crecido en 2011 un 36,4%, hasta 2.937 empleados, y se prevé que lo siga haciendo en 2012. Damm cree que el entorno recesivo del último trimestre del año se prolongará durante 2012, y se propone compensar esta situación incidiendo más en la internacionalización del negocio.