El Grupo Lactalis ha completado la certificación de 900 ganaderos en bienestar animal, convirtiéndose así en la empresa láctea española con más granjas certificadas en bienestar animal. Además, el equipo de campo de Lactalis regresa al terreno, tras el relajamiento de las medidas de confinamiento, para seguir trabajando con el objetivo de certificar en bienestar animal a todos sus ganaderos en los próximos dos años.

La leche de estas 900 granjas certificadas, ubicadas en su práctica totalidad en Galicia, se envasará en las 2 fábricas que el Grupo Lactalis tiene situadas en esta misma comunidad, concretamente en Nadela y Villalba. La certificación Welfair avala ante los consumidores que la leche ha sido obtenida de vacas que viven en condiciones éticamente responsables de bienestar, conforme a los protocolos establecidos en los proyectos europeos Welfare Quality y AWIN (Animal Welfare Indicators). Welfair es actualmente la certificación más rigurosa en España, que evalúa cuatro principios básicos para el animal: su buena alimentación, la comodidad del alojamiento, su buena salud y un comportamiento adecuado. De esta manera, no sólo se evalúa la alimentación o el espacio donde habitan sino también su salud e incluso el estado emocional del ganado.

Esta certificación se suma al esfuerzo del Grupo Lactalis por impulsar fórmulas más sostenibles de producir leche, que tiene su máximo exponente en la leche ecológica, una categoría de producto estratégica para el Grupo Lactalis y de la que fue pionera hace más de 20 años. Actualmente colabora con 80 ganaderos y recoge 20 millones de litros de leche eco al año.

Para Ignacio Elola, consejero delegado del Grupo Lactalis Iberia, “la certificación de bienestar animal refuerza nuestro compromiso con la sociedad para producir leche de forma más respetuosa con el medio ambiente y los animales. Venimos demostrando nuestro compromiso desde 1999 cuando apostamos por la leche ecológica, que es la opción más completa del mercado, porque aúna criterios de bienestar animal y de pastoreo junto con una alimentación ecológica del ganado”.