AMDPress.- El Grupo Leche Pascual prevé obtener una facturación de 1.800 millones de euros en el horizonte 2006-2007, lo que supondrá doblar los 915 millones de euros registrados en 2003. Para ello, la compañía aprobó un plan de inversión de más de 450 millones de euros para el cuatrienio 2002-2006, que se nutrirá de la reinversión del 100% de los recursos generados y la financiación bancaria. Los recursos generados en 2003 se situaron en torno a los 80 millones de euros y el endeudamiento del grupo es de 170 millones de euros, lo que representa un 66% de los fondos propios.

Este plan de inversión se destinará principalmente a establecer nuevas líneas de productos en el segmento de alimentos funcionales (prebióticos, yogur pasteurizado líquido y soja) en Aranda de Duero (Burgos), la producción de zumo de naranja recién exprimido en la fábrica de Palma del Río (Córdoba), la ampliación y modernización de los manantiales para embotellado de aguas minerales, la construcción de la nueva fábrica de procesamiento y envasado de leche en Gurb (Barcelona), la cogeneración de energía en todas sus plantas, y el desarrollo de nuevos formatos, envases y estructuras logísticas y de almacenaje.

La compañía continúa apostando por la innovación con la constante diversificación de su gama de productos. Así lo refleja el porcentaje de producción de leche respecto al resto de los productos Pascual, que en 1990 representaba el 76% del negocio frente al 41% previsto para 2004. En la actualidad, el Grupo Leche Pascual comercializa 49 familias de productos y más de 300 referencias de alimentación. Un 52% de las ventas se realizan en tiendas tradicionales y el sector hostelero, frente al 48% de las grandes superficies y supermercados. Por otro lado, el Grupo Leche Pascual exporta a más de 70 países de cuatro continentes.

La producción del Grupo Leche Pascual se reparte entre 21 fábricas, en las que tiene lugar el procesamiento y envasado de los distintos tipos de leche clásica y enriquecida, zumo (directo y procedente de concentrado), néctar, bebida funcional (prebióticos, soja y Biofrutas), yogur y postres de larga vida, agua mineral, cereales de desayuno, huevo líquido ultra-pasteurizado, tortilla española y francesa congelada y refrigerada, así como pienso para animales de compañía y ganado.