Sovena, grupo portugués propietario de las marcas Flor de Olivo, Soleada y Fontasol, ha adquirido una participación del 24,61% de Soho, el principal productor de aceite de oliva en Chile.

Jorge de Melo, CEO de Grupo Sovena, ha señalado que esta adquisición “es muy interesante para Sovena porque supone entrar en el mercado chileno. Sobre todo, si tenemos en cuenta que este país es un nuevo operador en el mundo del aceite de oliva y que produce un aceite de alta calidad, reconocido en todo el mundo”.

En 2019, el grupo alcanzó una facturación de 1.200 millones de euros después de haber vendido más de 200 mil toneladas de aceite de oliva

Por su parte, Juan Carlos Fabres Rivas, presidente de Soho, afirma que “tenemos muchas cosas en común con Sovena, desde valores y estilo, hasta estructuras de propiedad, e incluso estrategias comerciales y de marca. Es importante unirse a un operador de esta envergadura, calibre y conocimiento para promover nuestra operación a otra escala cualitativa y comercial, y así, juntos, hacer de Chile un nuevo centro de exportación de aceite de oliva”.

Con una facturación del orden de 15,5 millones de euros, que corresponden a 3,5 mil litros de aceite, el productor chileno es la mayor empresa de aceite de oliva en Chile con una participación directa e indirecta del 40%. Su estructura accionarial es familiar, emplea a 80 personas y cuenta con 220 hectáreas de plantaciones propias de olivos y un acuerdo para suministrar la producción de 450 hectáreas de plantaciones de sus socios, a través de exportaciones a Brasil, Estados Unidos y Alemania.

Mientras tanto, Grupo Sovena cuenta con más de 1.200 empleados y es una de las empresas líderes en el sector del aceite de oliva en todo el mundo, con presencia activa en más de 70 países. En 2019, el grupo alcanzó una facturación de 1.200 millones de euros después de haber vendido más de 200 mil toneladas de aceite de oliva.