Manzanas Val Venosta arranca el año abriendo el plazo de inscripción para unos galardones, únicos en España, que reconocen a una pieza clave en el engranaje del sector de la agroalimentación: los fruteros. Tras el éxito de la primera edición de los Premios Golden Gold, vuelven estos galardones que ponen en alza el trabajo de estos profesionales como prescriptores.

Esta temporada, Manzanas Val Venosta conserva las tres categorías de competición que identifican a las fruterías más exigentes: frutería de barrio, de mercado y de gran superficie, junto a las mención de reconocimiento a trayectorias destacadas. También se mantienen los premios: los ganadores de la categoría de frutería más exigente de barrio y mercado recibirán un galardón, una placa distintiva para su local y 3.000 euros, mientras que la frutería de gran superficie de venta recibirá el galardón y el distintivo. Respecto a los reconocimientos a la trayectoria, consisten en una placa conmemorativa.

Desde enero, en las cajas de producto de Manzanas Val Venosta se incluiye un flyer con información sobre la II edición de los Premios Golden Gold. Para participar, bastará con inscribirse en la web y enviar fotografías del establecimiento de la presencia de Manzanas Val Venosta entre sus productos y del personal, junto a una breve descripción.

Por otra parte, con el arranque de 2015, Manzanas Val Venosta pone a disposición de los fruteros un nuevo kit promocional gratuito que pueden solicitar rellenando un flyer que a partir de enero se distribuirá dentro de las cajas de producto. El pasado año pasado se recibieron más de 4.000 peticiones, agotando las existencias.

Esta temporada se aspira a mantener el interés de los profesionales del sector con nuevos materiales. El nuevo kit promocional incluye un libro realizado por la asociación con la colaboración de la asesora agroalimentaria Anabel Siguán. Además, los consumidores que adquieran un kilo de producto de Manzanas del Valle Venosta, podrán participar en el sorteo de cheques por valor de 300 euros completando una papeleta con cinco de las pegatinas que lleva cada pieza y entregándola en el establecimiento donde las hayan comprado.