AMDPress.- La compañía murciana J. García Carrión ha generado un valor propio de 2,34 millones de euros y de 3,87 millones de euros para su red de distribuidores como retorno de la inversión de 80.000 euros realizada para la integración de la cadena de suministro mediante un servicio web. El modelo de comunicación implantado, a partir de una solución de gestión empresarial SAP, permite a sus distribuidores acceder a la información sobre las operaciones de pedidos que mantienen con la firma. Asimismo, la integración del almacén automatizado en Daimiel (Ciudad Real) aporta entre 2,8 y 4,2 millones de euros de valor al fabricante de vinos, zumos, bebidas refrescantes y cremas.

Estos datos se desprenden del análisis realizado por Consultia, compañía de servicios profesionales, con la colaboración de J. García Carrión y SAP, multinacional especializada en el suministro de soluciones de software para empresas. Este estudio se centra en un período de calculo de 5 años con una estimación de 212 euros de valor medio de pedidos y una evolución de la demanda del 5% en el número total de pedidos, así como hipótesis de tasas de descuento de los flujos de fondos del 7% y una tasa de inflación anual del 2,5%.

En el primer caso analizado, el proyecto se basa en la comunicación automática entre fabricante, distribuidor y cliente final (retailer), tanto en lo que se refiere al traslado y recepción del producto como en la facturación y cobro, con el objetivo principal de mejorar la gestión de pedidos y la reducción de costes asociados. Así, el sistema implantado, con el que ya se trabaja con 55 distribuidores, genera ventajas para éstos y para el fabricante en aspectos como reducción del 30% en el tiempo de entrega y del ciclo de pedido/confirmación de 7 a 2 días, el ahorro en coste de comunicaciones (derivado del menor coste de Internet frente a fax, mensajería, etc.) y la consecuente mejora en la productividad del personal de administración de pedidos.

Además, la implantación del servicio web sobre el sistema de gestión de SAP permite la reducción del ciclo de abono de 3 a 1 día y evita errores en la tramitación de pedidos. En global, todas estas mejoras representan un ahorro superior al millón de euros anuales para los distribuidores estimados en el estudio y un ahorro directo de 0,6 millones anuales para J. García Carrión. Estas cifras significan un período de recuperación de la inversión de tres meses.

En cuanto a la automatización e integración del almacén de Daimiel con los sistemas de gestión de producción y ventas, el proyecto posibilita la reducción de los costes de manipulación y expedición de mercancía (incluyendo las pérdidas derivadas de roturas y caducidades), así como limitar el impacto negativo de la gestión de puntas de demanda estacionales (en las que un sistema manual tarda más en responder y puede provocar mayores desajustes) y, por último, incrementar las garantías de no rotura de stock.

Según el análisis de Consultia, tomando como hipótesis una evolución del 20% (ambiente) y del 30% (frío) de la carga manipulada por el almacén, así como una ocupación máxima del 80% y un stock medio de 10 días, el almacén automático, que dispone de capacidad para 21.000 palets de ambiente y 6.000 de frío, aporta entre 2,8 y 4,2 millones de euros de valor a la compañía, de los que cerca de 0,75 millones proceden de la integración de SAP, cantidad 15 veces mayor que los 50.000 euros de inversión.

Por otro lado, J. García Carrión ha anunciado el cambio de su principal operador logístico, así como el desarrollo de sus actividades en el exterior, en especial en las derivadas de su acuerdo con la multinacional Wal-Mart en el Reino Unido.

La compañía alcanzó en 2002 una facturación de 320 millones de euros, con un crecimiento del 27%, y unos beneficios de 12 millones, un 30% más que en 2001. Las previsiones de J. García Carrión se sitúan en alcanzar un volumen superior a los 1.000 millones de litros y cerca de 1.500 millones de envases producidos anuales en 2006, así como registrar unas ventas de 800 millones de euros en 2008.

La compañía cuenta con 53 líneas de envasado (22 en Jumilla, 20 en Daimiel, 3 en Almería y 8 en distintas bodegas en diversas denominaciones de origen) y una capacidad de producción de 1.600 millones de envases al año. La firma espera situarse en 2006 entre las 5 primeras empresas europeas de vinos y las 10 primeras de zumos, para lo que llevará a cabo un nuevo proyecto consistente en una planta de elaboración de zumo de naranja natural, con una capacidad de 300 millones de kilos al año y una nueva tecnología de almacenamiento-llenado estéril (sin pasteurización). Además, la firma sigue avanzando en su política de diversificación, en la que destaca la inauguración durante el pasado año de la planta para gazpacho y cremas de verduras naturales en Almería, con una capacidad de 120 millones de kilos al año.

J. García Carrión produce vinos en siete denominaciones de origen (Jumilla, Penedés, Cataluña, Rioja, Ribera del Duero, Rueda y La Mancha). La compañía cuenta con una cuota de mercado del 9,6% sobre el conjunto de las ventas de vino procedente de estas regiones en establecimientos de libreservicio de más de 100 metros cuadrados, según datos de ACNielsen sobre el volumen de las principales marcas actualizados a junio de 2003. El principal fabricante de este segmento es Bodegas & Bebidas (13,4%), mientras que Berberana y Barón de Ley/Coto suponen el 5,4% cada uno y Freixenet controla el 5,1%.

En el mercado de vinos de mesa envasados en cartón, Don Simón (J. García Carrión) controla el 38% de las ventas, por delante de Cumbre de Gredos (28%). La diferencia sería mayor si se toman sólo los datos de los establecimientos superiores a 399 metros cuadrados. En este caso, la cuota de Don Simón es del 45,3%, por el 18,3% de Cumbre de Gredos. De igual forma, la participación alcanza el 80,7% en el mercado de sangría.

En zumos ambiente de 1 litro, Don Simón supone el 26,9% de las ventas, mientras que Juver obtiene el 19%; Kasfruit, el 16,2%; y Zumosol, el 14,5%. En los súper mayores e hipermercados, Don Simón alcanza el 34,5%, por el 19,0% de Kasfruit, el 14,6% de Zumosol y el 8,5% de Juver.

De igual forma, en el segmento de zumos ambiente en envase de 200 ml., Don Simón copa el 38,9% de las ventas, Kasfruit, el 22,9%; Zumosol, el 12,2%; y Juver, el 8,4%; mientras que en los establecimientos mayores, Don Simón registra una participación del 45,4%; mientras que Kasfruit mantiene el 23%; Zumosol supone el 10,5% y Juver, el 6,2%. En zumos con calcio (1 litro 200 ml.), Don Simón representa el 55,4% del mercado, mientras que Juver significa el 44,6% restante. En el apartado de supermercados mayores de 399 metros e hipermercados, el porcentaje de la marca de J. García Carrión asciende al 76,5%. Y en zumo de naranja refrigerado, alcanza el 43,4%, por el 24,7% de Tropicana y el 15,7% de Minute Maid. De esta manera, en el conjunto de naranja exprimida (ambiente refrigerada) Don Simón controla el 57,5% del volumen, por el 15,2% de Tropicana, el 13,1% de Hero y el 0,3% de Zumosol.

Asimismo, Don Simón alcanza el 83,1% de las ventas de cremas refrigeradas en el último período analizado; mientras que es segunda en gazpacho refrigerado, con el 40,6% (por detrás del 47% de Alvalle).

Por último, en lo que se refiere a la publicidad por marcas, los datos de Sofres reflejan que Don Simón fue la referencia que más número de impactos (Grp's: Gross Rating Point) obtuvo en el anual acumulado hasta mayo de 2003 dentro de la categoría “zumos convencionales bios refrescos sin gas gazpacho cremas”. En concreto, Don Simón alcanzó 9.539 Grp's, de los que 4.555 correspondieron a cremas, 1.650 a refrescos sin gas, 1.622 a bios, 1.353 a zumos y 359 a gazpacho. Por detrás se situaron Sunny (2.310), Knorr (2.008), Minute Maid (1.882), Compal (1.564), Pascu