AMDPress.- El grupo gallego Jealsa Rianxeira ha cerrado el ejercicio 2001 con una facturación de 232,41 millones de euros (38.669,7 millones de pesetas), lo que representa un incremento del 13,1% respecto al año anterior. Una cifra que se eleva hasta los 293 millones de euros (48.751 millones de pesetas), incluyendo la facturación de Escurís, firma que desde el pasado 31 de enero pertenece en un 62,5% a Jealsa, y que sitúa al grupo boirense que preside Jesús Manuel Alonso, ahora también consejero delegado de Escurís, como la segunda conservera de atún europea, con una cuota de mercado del 12%.

Tras esta operación de compra, que en las últimas semanas ha estado marcada por la polémica y las desavenencias familiares, el grupo Jealsa estima alcanzar en el presente ejercicio unas ventas de 300 millones de euros (alrededor de 49.916 millones de pesetas), unas previsiones que han sido calificadas por Manuel Alonso de “conservadoras”, pero que no incluye otras actividades del grupo, basadas en fundamentalmente en proyectos tecnológicos.

El pasado 31 de enero el grupo Jealsa Rianxeira, que agrupa actualmente a 19 compañías, en su mayor parte conserveras, formalizó la compra del 45,84% de las acciones de Escurís por 19,23 millones de euros (unos 3.200 millones de pesetas), lo que sumado a la participación del 12,5% que ya tenía de forma directa y al otro 4,16% de manera asociada le convierten en el propietario del 62,5% del capital de esta firma para la que Jealsa tiene importantes planes.

De momento los planes de la compañía gallega pasan por materializar inversiones próximas a los 17 millones de euros en 2002, de los que tres millones se destinarán a mejorar la competitividad de la conservera Escurís. El resto de la inversión se repartirá entre la división de proyectos energéticos, ampliar su actividad conservera y en otras empresas participadas. Uno de los principales objetivos de Jealsa para este año es el mercado americano y, para ello, pondrá en marcha dos plantas de producción, una en Guatemala y otra en Perú.